Acupuntura

La  Acupuntura  es un método terapéutico milenario reconocido y recomendado por la OMS( organización mundial de la salud).

La finalidad de la acupuntura es estimular puntos muy específicos del cuerpo, para restablecer el flujo de energía y recuperar el equilibrio y la salud.

Existe un sistema de bio energía corporal que recorre el organismo a través de unos canales denominados meridianos, de modo muy similar a como circula la sangre por el sistema venoso y arterial. Hoy en día existen técnicas para medir dicha energía.

Los efectos de la acupuntura se atribuyen a la conducción de señales electromagnéticas a un ritmo mayor de lo habitual. Estas señales parecen estimular la liberación de endorfinas, que automáticamente proporcionan a nuestro organismo sensación de bienestar. Existen muchas opiniones al respecto, pero hay consenso en que los doce meridianos principales y los ocho extraordinarios transportan el chi o ( la energía), la mayoría de los cuales atraviesan todos los órganos vitales.

Esas finísimas agujas de metal son la herramienta principal de los tratamientos de acupuntura. Cada aguja se debe introducir a través de la piel , tan solo 1 o 3 milímetros y durante al menos 20 minutos, pudiendo ser necesarias varias sesiones para tratar una dolencia.

También se ayuda de:

  • la Auriculoterapia: aplicando finas agujas en la oreja se puede actuar en todo el cuerpo. Es además una buena ayuda en el diagnóstico.
  • La moxibustión: técnica que consiste en la aplicación de calor en los puntos de acupuntura mediante un puro de artemisa para estimular la energía.
  • EL empleo de ventosas,  muy efectiva en contracturas para atraer la sangre y la energía a la zona afectada.
  • Electroterapia: consiste en aplicar una corriente eléctrica mediante unas pinzas en la aguja insertada. Se nota un pequeño cosquilleo y es muy efectiva cuando hay dolor.

La acupuntura puede aplicarse en casi todas las enfermedades. Su efectividad es notoria como analgésico, anestésico y antiespasmódico; actúa así mismo, como regulador y equilibrador del sistema nervioso central , periférico y neurovegetativo.

Es muy útil en dos grandes grupos de enfermos:

  • En quienes padecen enfermedades agudas o crónicas que no responden al tratamiento habitual o presentan reacciones secundarias frente a los medicamentos que están tomando.
  • Como terapia complementaria y de apoyo en diversas dolencias, para mejorar el estrés y el sistema inmunitario entre otras funciones.

Los riesgos asociados con la acupuntura son mínimos, siempre y cuando el profesional que realiza el procedimiento sea un acupuntor cualificado.